Formación Legal

“Bautizado por el fuego”, fue la frase utilizada por el ex-jefe de Ryan para describir los primeros años en los que Ryan ejerció como abogado. Después de tomar  y pasar la Barra de Abogados de California en su primer intento, Ryan comenzó a trabajar para uno  de los bufetes de abogados penales más prestigiosos en San Diego. Allí, Ryan se encargó del manejo de los casos del derecho penal más complicados y difíciles. Como tal, pronto se sintió cómodo y competente hasta con los asuntos legales más complejos.

Mientras trabajaba en su bufete anterior, Ryan llevaba casos que iban desde operar un vehículo motorizado mientras intoxicado (DUI), hasta multi acusado federal por conspiración de importar drogas, pasando por  robo bancario y  homicidio vehicular. Ryan ha tenido la oportunidad de conocerlo todo, desde hurto hasta  casos de alto perfil federal que involucran el uso de túneles de la droga, o incluso casos de violencia doméstica. Ryan se encuentra cómodo y cuenta con  experiencia en una amplia gama de casos criminales.

Ryan fue ascendido a Jefe de Abogado Asociados, y supervisó los Jr. Asociados y personal de apoyo administrativo. Aunque disfrutaba enormemente su tiempo en su antiguo bufete, él sabía que tarde o temprano quería formar su propia oficina y crear algo que estrechamente le representara a él y a cómo quería representar a su profesión. Afortunadamente, después de 6 años trabajando en su anterior bufete, Ryan todavía tiene una buena relación con el socio principal. Siguen siendo amigos muy cercanos y sus empresas trabajan juntas en muchos casos y proyectos.

Ryan sigue sintiendo una profunda gratitud por su experiencia en su anterior bufete, y concretamente hacia el socio principal por  darle la oportunidad de llevar estos casos tan difíciles. Mientras que muchos otros abogados jóvenes estaban haciendo proyectos de investigación y acostumbrándose lentamente a su nueva profesión, Ryan hizo más de ciento treinta y cinco (135) presentaciones ante el tribunal en sólo su primer año. Esta experiencia ha dado a Ryan la capacidad de manejar con éxito y hacer funcionar su propio estudio de abogados con una maestría y un fondo legal que muchos abogados nunca conseguirán.

Con una idea muy clara en su mente sobre cómo se debe gestionar y ejecutar un bufete de abogados, Ryan abrió la Oficina de Derecho de Ryan T. Mardock. Esta oficina refleja fielmente su visión de cómo debería ser un estudio de abogados. Ryan no siempre lo ha tenido fácil; tuvo que trabajar duro para ganar lo que tiene hoy día. Por lo tanto, se identifica profundamente con muchos de los individuos a los que representa. Exige un alto nivel de ética por parte de todo el mundo que trabaja con él. También cree  que cada cliente debe recibir un toque personal y sobre todo, la mejor representación posible.

Este despacho continúa representando a las personas que están sometidas a las investigaciones penales, tanto federal como estatal, y a las acusaciones y denuncias penales. Esta empresa está dedicada a mantener el más alto nivel de defensa penal. Si usted está sujeto  a una investigación o si ha sido objeto de acusaciones formales, la Oficina de Derecho de Ryan T. Mardock es la mejor opción por su representación legal competente y eficaz.

Formación Personal y Educativa

Ryan Mardock nació y se crió en el Estado de Oregón. Durante la mayor parte de su vida, su madre fue la única persona que se ocupaba de su hermano y de él. Como cualquier  hombre joven, Ryan disfrutaba participando en muchas actividades deportivas. En particular, él destacaba en el fútbol, el surf y el boxeo. A los quince años (15), se le dio la oportunidad de pasar unos meses jugando al fútbol en el extranjero mientras representaba a su país y a su club. Ryan se siente muy afortunado de haber tenido la oportunidad de viajar gracias al fútbol, ya que ha sido una de las causas del interés que Ryan siente hoy en día por  otros pueblos y culturas. Esta experiencia cambió para siempre a Ryan y desempeñó un papel importante en muchas decisiones que  tomó  en el futuro.

A los dieciocho años (18) Ryan comenzó sus estudios en la universidad Estatal de Oregón. Habiéndose expuesto tanto al italiano como al español durante su niñez, Ryan se orientó hacia el estudio de los idiomas de forma natural. Como su título trataba del estudio de idiomas, Ryan fue capaz de vivir en el extranjero para conseguir su grado. Su tiempo en el extranjero reforzaría su deseo de viajar y ver más mundo. Ryan a menudo dice que cree que es a través de la experimentación de otras culturas y pueblos como realmente comenzamos a entender quiénes somos. Estudiando en la Universidad Estatal de Oregón, Ryan hizo la Lista del “Deán” varias veces y recibió varios premios académicos por la excelencia.

A los veintidós años (22), Ryan se graduó en la Universidad Estatal de Oregón y fue a Barcelona, España, donde obtuvo su credencial de ESL. Luego se trasladó al Principado de Asturias, España, donde vivió y trabajó durante seis años como profesor de inglés en la academia Oxford School of English. Allí, él preparó a alumnos de diferentes edades y habilidades para presentarse a exámenes de inglés acreditados. Esta época fue de un valor incalculable para Ryan, y a menudo piensa en esa etapa de su vida con gran cariño. Sin embargo, siempre supo que todos los caminos al final le llevarían a Estados Unidos y a una carrera legal.

Ryan regresó a los Estados Unidos, más concretamente a San Diego, y comenzó su doctorado en derecho. Mientras que estudiaba en la escuela de derecho, se dio cuenta de que estaba interesado en el derecho penal. Creía firmemente que aunque los gobiernos son  necesarios, debían de ser vigilados de cerca para asegurarse de que siguieran la Constitución y las leyes que se aplican al gobierno y a los organismos gubernamentales. Mientras que él entiende y respeta profundamente la posición del gobierno en la sociedad, cree firmemente que hay que alcanzar  un equilibrio entre el gran alcance del gobierno y el derecho a la privacidad de los individuos. Ryan pronto se dio cuenta de la aplicación más práctica y real de las divisiones y las limitaciones del poder gubernamental se ve en los casos penales.

Durante la escuela de derecho Ryan hizo sus prácticas en la Oficina de Defensores Publicas (Abogados de Oficio). Aunque  disfrutó mucho de su tiempo allí, y aunque respeta enormemente la labor de esos abogados, pronto se dio cuenta de que él quería seguir una vía legal que permitiese un poco más de flexibilidad y menos una jerarquía establecida. Entonces comenzó a trabajar en una apelación de la pena de muerte que finalmente lo llevaría a la prisión estatal de San Quentin, unidad de condenados a muerte. Basado en esta experiencia, Ryan escribió un artículo académico, referente a cómo se utiliza la pena de muerte  en los Estados Unidos. Sus esfuerzos fueron recompensados con una “jurisprudencia americana”, el máximo galardón académico que un estudiante puede recibir en un área determinada.

Hoy día Ryan sigue surfeando y jugando el futbol. Le encanta pasar el tiempo con su familia y con los amigos. Cuando el trabajo se le permite, el sigue viajando y conociendo nuevas culturas y países. Sin embargo, lo que más define a Ryan es su pasión por su profesión y la gente con quien trabaja. El siente una gran conexión con las personas que él representa. Es por ellos que él sigue trabajando tan duro.