Los Estados Unidos vs. S.A.V.

S.A.V. fue cargado en la corte federal con la importación de 31 kilogramos de cocaína en violación de 21 U.S.C. secciones, 952 y 960. El/la acusado/a estuvo enfrentando 10 años como mínimo en la cárcel federal. Desde el principio del caso, el/la acusado/a decía que él/ella no sabía que las drogas fueron metidas en su vehículo. Era una mula ciega. Lo cual significa que él/ella tajo drogas a los estados unidos sin saberlo. Una tercera persona obtuvo acceso a su auto, y se metió varios paquetes de drogas, sin que el/la acusado/a diera su consentimiento. Debajo la ley federal, un individuo debe saber o intencionalmente importar la sustancia ilegal a los estados unidos para ser culpable. Señor Mardock imitadamente empezó trabajando el case. El metió varias peticiones y comenzó negociando el caso. Después unos meses, varias citas con el fiscal, y tres audiencias, el gobierno de los estados unidos decidió quitar los cargos en contra de S.A.V. Él/ella fue libre de volver con su familia. Resultados tal como ocurrió en este caso, son muy pocos frecuentes en la corte federal. Sin embargo, con ciertos hechos, una fiscalía racionable, y un buen abogado defensor, no son imposibles. Esto fue un gran éxito para el/la acusado/a y este bufete.

The People v. A.C

CA fue acusado de conducir imprudentemente y evadir ley. La gravedad de la situación se vio agravada por el hecho de que el acusado estaba en el ejército y las condenas por delitos graves sería la revocación al derecho a poseer armas de fuego. Él / ella entonces sería dado de baja del ejército. Después de meses de litigio, varias reuniones personales con el fiscal, y una audiencia preliminar, el caso había llegado a la fecha final de la corte antes del juicio. El abogado defensor hizo un último esfuerzo a través de cartas, informes del historial de empleo, y un tono emocional, para tratar de resolver este caso. Por último, el Estado ofreció AC un delito menor que permitiría a la parte demandada a que siguiera adelante con su carrera militar. El acusado estuvo extremadamente contento con los resultados, y a partir de la fecha en que este fue escrito, continúa sirviendo a la marina de los Estados Unidos.

The People of California v. M.J.

La persona en este caso fue acusada de homicidio vehicular a través de una teoría de complicidad. Este joven no tenía antecedentes penales, y al contrario de varios hechos reportados por las agencias de noticias, el acusado no tenía absolutamente ninguna sustancia tóxica en su organismo en el momento en que esto ocurrió. Este fue un caso muy emotivo y francamente triste en el que todos los involucrados terminaron perdiendo. La oficina del distrito de abogados se encontraba en una posición difícil tratando de encontrar un equilibrio entre la representación de las personas que lamentablemente perdieron la vida, y asegurarse de que esas emociones no nublaran el juicio en cuanto a lo que realmente ocurrió. Este caso fue litigado por casi todo un año. Como sucede en la mayoría de casos grandes, Ryan y Russell trabajaron juntos en el caso. En estos casos es mejor que dos abogados trabajen juntos. Después de reunirse con un DDA, y al estar a una semana del juicio, se llegó a una resolución entre ambas partes. El acusado sirvió noventa (90) días reales, y tuvo que llevar a cabo los servicios a la comunidad con el fin de tener el cargo reducido a un delito menor. Al final, se trató de un caso muy difícil y triste. Esta oficina nunca se ha olvidado de las víctimas y sus familiares. No era necesario que se perdiera la vida de otro joven. La Oficina del Distrito Fiscal, la Corte y los miembros de la familia en duelo, hicieron posible este resultado.

The United States of America v. J.C.

JC era una persona de edad avanzada que había cometido el error más grande de su vida cuando se dejó convencer para “transportar un paquete” a través de la frontera. Él / ella se enfrentaba a diez (10) años en custodia federal. A su edad, esto podría ser el equivalente a una sentencia de cadena perpetua. Afortunadamente, el acusado había vivido una vida muy limpia y respetuosa ante la ley. En la sentencia, Ryan expuso los factores que llevaron a este individuo a cometer este desafortunado error. Ofreció al tribunal una explicación, no una excusa, del por qué esto había ocurrido. También hay que señalar que el gobierno fue muy razonable en su recomendación a la corte. Después de una cuidadosa consideración, el tribunal condenó a JC a treinta (30) meses. Con el tiempo ya servido el acusado sería puesto en libertad en menos de dieciocho (18) meses. En este caso, el sistema funcionó correctamente y se llegó a un equilibrio entre el castigo y las necesidades / características específicas de la parte demandada.

The People of the State of California v. M.S.

S. fue acusado de delito de robo a mano armada. Desde el principio el acusado dejó muy claro que durante el robo, él / ella no tenía un arma. Él/ella iba a hacer valer su derecho y llevar el caso a juicio si fuera necesario. En el juicio el acusado se enfrentaba a una condena mínima de doce años (12) obligatoria. La condena era basada en el periodo mínimo de dos (2) años por robo, y los otros diez (10) años alegación por la pistola. La sentencia tenía que ser de forma consecutiva. Afortunadamente después de un juicio limpio en el que ambas partes presentaron respetuosamente sus casos, el acusado fue declarado inocente de todos los cargos impugnados. Fue condenado a tiempo cumplido y puesto en libertad. Lo que comenzó como un caso potencial de doce (12) años en una prisión federal se convirtió en libertad condicional y tiempo servido.

The United States v. G.R.

R. fue acusado de contrabando de extranjeros para obtener beneficios económicos. Él / ella se enfrentaba a una sentencia margen recomendada por el gobierno de entre ocho (8) y diez (10) años. Esta fue una conspiración bastante compleja que involucraba a varias personas y a un agente de la patrulla fronteriza. Después de varios meses de litigar el caso, el acusado se declaró culpable y se fijó una fecha para su sentencia. Durante el tiempo de espera para su sentencia, la defensa solicitó los registros médicos, cartas de referencia, historial de empleo, y se preparó una moción memorando de sentencia. G. R. recibió la condena más baja de todos los demás involucrados. De hecho, recibió la sentencia más baja permitida dadas las circunstancias.

The United States of America v. A.A

El cliente fue acusado en la Corte Federal por hacer declaraciones falsas en documentos gubernamentales. Desde el principio A.A. dejó en claro que él / ella nunca tuvo la intención de hacer ningún tipo de declaración falsa. Como tal, él / ella eligió declararse no culpable, y ejerció su derecho a que el gobierno demostrara más allá de una duda razonable de que él / ella sabía que su declaración era realmente falsa. Después de varias semanas de trabajo en el caso, se hizo evidente que el Estado de limitaciones en el que el gobierno tiene que presentar cargos formales contra el acusado había pasado. El abogado Mardock se percató de este hecho y lo llevo frente al gobierno. Como resultado, el caso en contra de A. A. fue anulado y a él / ella se le permitió regresar con su familia.

The United States v. M.L.

El cliente fue acusado en la Corte Federal de importación de una gran cantidad de marihuana en la parte trasera de un camión comercial. Él / ella se enfrenta a varios años de prisión. Durante la sentencia el tribunal escuchó los argumentos de defensa que explican la situación y el movimiento detrás de este delito. El tribunal decidió dar tiempo servido al acusado y él/ella fue puesto en libertad ese mismo día. Este resultado se basa en la disposición de la corte de escuchar los motivos personales como se requiere en código § 3553, junto con el abogado defensor de emplear tiempo y dedicación para entender el caso.

The People of the State of California v. J.G.

Este joven fue acusado de contrabando / lavado de más de sesenta mil (60,000) dólares. El Estado estaba convencido de que este dinero era originario de actividades ilegales. Después de varios meses, múltiples fechas de corte, y una audiencia preliminar, el caso fue fijado para un juicio. En el día del juicio el Estado se acercó al acusado y le ofreció un delito menor sin tiempo en la cárcel. Los acusados eligieron aceptar el acuerdo y el caso terminó. Este buen resultado fue una vez más logrado por una combinación de factores. Uno de los más importantes siendo la razonabilidad de la Fiscal de Distrito asignada al caso, y la comunicación abierta entre ambos partidos. A pesar de que este caso ha sido litigado agresivamente hasta el punto de juicio, ambas partes todavía estaban abiertas a una resolución justa.

The United States v. A.R.

El acusado fue sorprendido cruzando la frontera de Estados Unidos hacia México, con más de seiscientos mil ($ 600.000) dólares. Los requisitos de información exigen que cualquier persona que cruce con diez mil (10,000) dólares o más debe de llenar un formulario de presentación de informes. Por lo tanto, A.R. fue arrestado y acusado de contrabando de dinero. Durante la sentencia el juez declaró que era la cantidad más grande de dinero en efectivo que había visto en un caso de contrabando. Sin embargo, el Sr. Mardock fue capaz de convencer al tribunal de que el acusado no tenía idea de la cantidad de dinero que estaba cruzando y que él solo era un transportador. Como resultado de ello, el acusado fue condenado a sólo veinticuatro meses (24). Él / Ella ahora vive muy bien con su familia.

The United States v. C.A.

A. se vio envuelto en una conspiración de drogas con múltiples demandados. El caso se había iniciado varios años antes de que C.A. fuera acusado. Desafortunadamente en base a la ley federal actual en una conspiración, C.A. sería responsable de todos los actos criminales previsibles que se produjeron dentro de la conspiración, independientemente de su relación directa con estos actos criminales. Como tal, él / ella se enfrentaba a un mínimo obligatorio de diez (10) años bajo custodia federal. El Sr. Mardock trabajó en este caso por casi dos (2) años. Entre las miles (1000) de páginas de investigación, llamadas monitoreadas, fotos de vigilancia y notas, este caso era uno que demandaba demasiado tiempo y cuidado. Finalmente, después de muchos litigios y varias audiencias, la defensa fue capaz de romper el mínimo obligatorio y el acusado recibió menos tiempo que cualquiera de los demás involucrados.

The People of the State of California v. D.L.

L. es un/una joven profesionista que junto con más gente se encontraban acusados en un caso de fraude contra Medicare. Él / Ella nunca había imaginado que algo así podría suceder. Si llegara a tener una convicción o algún record criminal podría perder su carrera. Después de meses de negociación el abogado Mardcok fue capaz de llegar a un acuerdo con el gobierno en el que todos los cargos en contra del acusado/a fueron retirados y el/la acusado quedo absuelto. Como resultado, su carrera profesional está intacta, y él / ella no tiene absolutamente nada en su registro de antecedentes penales.

The People of the State of California v. J.H.

La persona en este caso fue acusada de maltrato físico hacia su pareja. Durante la lectura de cargos el vicefiscal del distrito dijo a la corte que su oficina estaba considerando la posibilidad de enmendar la queja para incluir el cargo por “Aggravated Mayhem”. El cargo “Mayhem” corresponde a cuando una persona intencionadamente y con indiferencia extrema, daña con alevosía y ventaja a la persona. Los resultados podrían terminar en un caso potencial con una sentencia de por vida. Sin duda fue una situación muy grave. El acusado, quien no tenía antecedentes penales, fue expuesto a pasar su vida en prisión. Ryan inmediatamente comenzó a trabajar en el caso. A través de la investigación diligente, se hizo evidente que se trataba de un solo incidente y no merecía una sentencia de cadena perpetua. La defensa fue capaz de proporcionar al gobierno con una amplia evidencia que indica que no era una conducta típica de este individuo, y otras cuestiones habían provocado esta situación. Afortunadamente, el Fiscal del Distrito Adjunto (DDA) asignado al caso era razonable y abierto a soluciones alternativas. Ryan había trabajado con este mismo fiscal en el pasado, y siempre había respetado la forma en que manejaba sus casos. Después de muchas negociaciones, se llegó a un acuerdo y las personas estuvieron de acuerdo en no presentar la acusación Mayhem. Aunque J.H. recibió una sentencia en una prisión Estatal, esta fue de mucho menos tiempo de lo que se enfrentaba en un principio. Al final, la vida del acusado no se fue a la basura, y la víctima es ahora capaz de seguir adelante.

The United States v. L.A.

El acusado en este caso fue acusado en una corte federal por haber entrado en los Estados Unidos de manera ilegal. Desafortunadamente mientras el acusado estaba dentro de los Estados Unidos residía en Georgia donde tuvo algún antecedente penal. El gobierno estaba pidiendo una condena de tres (3) años y seis (6) meses bajo custodia. Lo que empezó como un simple caso rutinario se convirtió en uno donde el acusado pudo haber pasado muchos años encarcelado por un delito menor. El Sr. Mardock hizo una búsqueda más a fondo sobre la historia de su cliente y encontró muy ordinario que el delito cometido fuera considerado una felonía en el estado de Georgia. Bajo las leyes federales y las leyes de California el delito que L.A. cometió tiene mucho menos valor. Ryan decidió meter una petición donde alego que el delito cometido anteriormente no debería de considerarse un delito agravado. Ryan envió la solicitud a la corte para proteger la posición del acusado. Durante la sentencia, la corte escuchó los argumentos y finalmente estuvo de acuerdo con la defensa. El acusado fue sentenciado a solo diez (10) meses, de tiempo actual, lo que en ese tiempo fue considerado como tiempo servido. Él o ella fue liberado inmediatamente y ahora está muy bien en su ciudad de origen con su familia.

The United States vs. G.M

G.M fue acusado de importar sustancias controladas. Se enfrentaba a una sentencia mínima mandataria de diez (10) años. Para empeorar las cosas, tenía varios cargos menores relacionados con alcohol que hacían imposible romper la sentencia mínima. G.M. se enfrentaba a una gran posibilidad de pasar diez (10) años de su vida en una prisión federal. Ryan comenzó a hablar con el asistente del abogado de los Estados Unidos. Él explicó que el acusado no era lo que el gobierno esperaba cuando le dictaron la sentencia mínima de diez (10) años. Ryan pidió que el gobierno comenzara un “supersending indictment” en el cual el acusado fuera cargado con una ofensa sin una condena mínima mandataria. El oficial de AUSA fue muy razonable por supuesto, este tipo de cambios no pueden ser llevados a cabo sin la autorización de un supervisor. Los meses pasaron y no había ningún movimiento en el caso. Eventualmente, Ryan trabajó en este caso por un año y al final, el gobierno estuvo de acuerdo en modificar los cargos y G.M. recibió una sentencia menor a diez (10) años. Este trabajo no se hubiera llevado a cabo si no hubiera sido por el gran trabajo y la persistencia de Ryan, y tambien por un gran Oficial del AUSA quien estuvo de acuerdo en que el acusado no debiera pasar tanto tiempo encarcelado.